Gustavo López Productor de Seguros

Llamanos
0358-155067970

Seguinos en
Facebook / Whatsapp

Contratá tus seguros con un especialista
Te enviamos una cotización completando un simple formulario

Manejar engripado es peligroso

Medicamentos

Nota. REVISTA ROAD TEST Nro 32 · 26 DE MAYO DE 2017

Un alto porcentaje de individuos se automedican cuando están engripados. Los antihistamínicos producen una disminución en los reflejos que puede ir desde un 10 hasta un 50 por ciento. No le pedimos que deje de manejar por una gripe. Pero tome sus recaudos ...

Comienza el invierno y, como todos los años, son pocos los individuos que no alquilan sus osamentas a los infectos bichos gripales. Quien más, quien menos, nadie se salva de sentir las dolencias y molestias propias de esta enfermedad, potenciada por el diario contacto cercano en las ciudades densamente pobladas. Tarde o temprano, todos terminamos dando lástima a los demás por nuestro estado deplorable.

La gripe resulta en la actualidad una enfermedad desprestigiada y venida a menos, gracias a los avances de la investigación médica y farmacéutica. Pero hasta hace un siglo era un mal de temer, generador dé muchas enfermedades colaterales y hasta causante de muertes.

¿Qué pasó? ¿Con el tiempo cambiamos los humanos, haciéndonos más resistentes? ¿Se debilitaron los bichos, ya que ahora las ciudades están llenas de apestados pululando por doquier en sus actividades diarias? Ni lo uno ni lo otro. Los humanos somos genéticamente similares (la naturaleza tarda milenios en modificar sus códigos), y los bichos siguen creando algunos tipos nuevos por cruzamiento de especies.

Ocurrió que la ciencia nos dio primero las sulfamidas, luego los antibióticos y por último los antihistamínicos. Y éstos, con su desarrollo y comercialización en los medicamentos antigripales, fueron quienes permitieron que algo para lo cual era obligatorio guardar cama estricta se convirtiera, al igual que los resfríos, en una dolencia paliable durante el desarrollo de las actividades diarias.

Drogas tales como Clorfeniramina, Difenidramina, Terfenadina, Trimepracina, y Pirilamina, utilizadas en este tipo de medicamentos, son depresores del Sistema Nervioso Central, que actúan amortiguando la reacción del mismo a los virus (frenan la producción de Histamina, una droga natural generada por el cuerpo humano). Es decir, el bicho está, pero nos joroba menos porque no lo sentimos.

Pero, atención, no sólo se ve retardada la respuesta a los efectos molestos sino también la reacción a los estímulos externos.

Cuidado al manejar

Y aquí, estimado lector, está el meollo de la cosa, porque se ha comprobado que la ingestión de estos productos posee el mismo efecto que algunos vasos de Scotch, Ginebra o vulgar tintillo y, es más, dicho efecto se ve potenciado por la incorporación de alcohol al organismo. Estudios realizados por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y por el NIOSH (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene Laboral de los EE.UU.) establecieron que, según el cuerpo de quien los ingiere, estos fármacos producen, amén de somnolencia, una disminución de los reflejos que varían entre un 10 y 50% en los tiempos de reacción a los estímulos, y esto, cuando de manejar un vehículo se trata, reviste mucha importancia.

En nuestro país, entre las personas adultas, el porcentaje de automedicación para este tipo de enfermedades supera holgadamente el 50%, por lo que sería conveniente meditar un poco sobre el tema. Pensemos que. según ensayos de la Daimler Benz, una diferencia de un décimo de segundo en la reacción al freno o al volante genera un aumento de entre un 50 y un 60% en los riesgos de colisión...

Quizá, tomarse unos minutos para leer las indicaciones y advertencias de los prospectos y actuar en consecuencia, usando un taxi o un remise pueda marcar la diferencia entre una gripe y un yeso, o algo peor... Aprovechemos todo lo que la medicina nos da, pero, no juguemos a la Ruleta Rusa.

Bibliografía: NIOSH - Reporter 1/87 American Hospital Formulary Service - 1993

Respaldado por

San Cristóbal Seguros
Seguros Rivadavia

www.segurosenriocuarto.com.ar

Superintendencia de Seguros de la Nación

Gustavo Lopez
Productor Asesor de Seguros
MSSN 53606
0358-155067970
Sarmiento 1351
Río Cuarto Córdoba
Email gustavolopezseguros@gmail.com